Entidades de gestión y licencias copyleft. Recopilando

Del 8 de febrero de 2014

Hacía tiempo que quería recopilar de una manera más organizada los puntos clave que han rodeado durante los últimos años el tema de la posibilidad de percibir remuneración alguna de una entidad de gestión utilizando obras con licencias copyleft. Así que aprovechando la revisión y actualización de la guía para las licencias Creative Commons, he recogido los siguientes puntos clave:

Buma - Pilot (CC BY NC 3.0)

Buma – Pilot (CC BY NC 3.0)

Lo primero a tener en cuenta es que salvo alguna breve excepción de caracter más bien privado, ni SGAE ni ninguna otra entidad de gestión, se ha pronunciado oficialmente sobre este tema. Por lo que sigue a continuación son un conjunto de interpretaciones deducido de la normativa y de su comportamiento:

 

    1. Existen unos derechos de los autores, de los intérpretes y de los productores a percibir una remuneración por el uso de su obra en determinadas ocasiones establecidas por ley, por ejemplo, por la comunicación pública de su obra o por el préstamo de su obra en una biblioteca entre muchos otros. Es lo que se conoce como derechos de remuneración. Ahora bien, el problema es que la gestión de estas remuneraciones y por tanto de sus cobros y de su reparto es según la ley de gestión colectiva obligatoria lo que significa que ni el autor, ni el intérprete ni el productor de una obra que está siendo utilizada puede percibir el correspondiente derecho de remuneración directamente de quien haga uso de su obra sino que todo se ha de gestionar a través de las entidades de gestión.

    2. Actualmente existen 8 entidades de gestión en España: cuatro de ellas son exclusivas para gestionar derechos de remuneración de los autores según el colectivo: SGAE para autores dramáticos, músicos, cineastas y editores, CEDRO para escritores, VEGAP escultores, fotógrafos, ilustradores, diseñadores, videoartistas y arquitectos y DAMA para directores y guionistas de obras cinematográficas y audiovisuales. Por otra parte existen dos para artistas, intérpretes o ejecutantes: AIE para cantantes e intérpretes musicales y AISGE para directores de escena, dobladores, actores y bailarines. Y dos más para productores: AGEDI para productores de fonogramas y EGEDA para productores audiovisuales. Ninguna de ellas admite obras en su repertorio con licencia copyleft, ya sea Creative Commons o análogas (No así en Francia, Holanda Dinamarca o Suecia). Es decir, unilateralmente no lo permiten pero sin embargo interpretan que deben recaudar por cualquier obra firmada por un asociado suyo y en general también presumen que cualquier obra que se comunique pertence a un asociado suyo (debido a que la propia ley les presume representación universal -ver punto 4-). Y aunque las entidades de gestión defiendan en ocasiones que ellas no recaudan por obras que no están en su repertorio, los hechos  hablan  por  solos.

    3. Para asociarse a cualquiera de estas entidades, hay que firmar un contrato de adhesión a través del cual se cede la gestión de los derechos de remuneración colectiva. Si bien los autores, intérpretes y productores pueden elegir asociarse o no asociarse, al ser derechos de gestión colectiva obligatoria si quieren percibir su remuneración no les queda más que asociarse.

    4. Si esa obra estaba bajo una licencia CC o el autor no está asociado, te va a costar demostrarlo.Tanto en la Ley de Propiedad Intelectual en su artículo 150 como en la jurisprudencia, se presume de entrada que las entidades de gestión son las representantes legítimas de las obras, de los derechos y del pago que reclamen o demanden mientras no se demuestre lo contrario. Ya que en estos casos la carga probatoria está invertida, y es por tanto el usuario de las obras quien debe demostrar lo contrario.

    5. En todo caso, el código legal de las licencias CC adopta una postura prudente para intentar salvaguardar los derechos del titular de la licencia:

        f.i)  Para evitar cualquier duda, el titular originario conserva:

      El derecho a percibir las remuneraciones o compensaciones previstas por actos de explotación de la obra o prestación, calificadas por la ley como irrenunciables e inalienables y sujetas a gestión colectiva obligatoria.

    6. Sea como sea, no es un tema sencillo empezando por que deberíamos partir de una obvia reformulación de la actual legislación. Hace uños años, comenzó un debate acerca de una posible solución que pasaría por una entidad de gestión alternativa para este tipo de licencias, que aunque podría funcionar para algunos aspectos, entre sus principales argumentos en contra está la dificultad entre cómo compatibilizar e interpretar el tema de las licencias que no permiten usos comerciales, si tienen o no derecho al canon por copia privada, o la viabilidad económica de dicha entidad. Otras soluciones pasan desde hace años por iniciativas como las licencias pro de Jamendo. Este portal solo utiliza obras con licencias CC y tienen un servicio para ambientar tu negocio a cambio del pago de una licencia parecida a la de las entidades de gestión por la cual reparten el 50% con el artista que lo suscribe. Además te facilitan de entrada un certificado del artista conforme no está asociado a ninguna entidad de gestión. Aunque debe quedar bien claro que aquí lo que estamos es pagando por un mero servicio a un proveedor y no por el uso de un repertorio sujeto a derechos de gestión colectiva y aún menos a una entidad legitimada para ello.


Compartir:

Puedes seguir los comentarios a este artículo via RSS 2.0 Puedes dejar un comentario, o enlazar.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Pinterest